Espacio de salud y alimentación

¿Qué son los piensos realmente?

Piensos

¿Qué son los piensos realmente?

La mayoría de los propietarios utilizan piensos para alimentar a sus mascotas. Superpremium, premium o incluso de marca blanca de supérmercado, el mercado de la alimentación está lleno de opciones y variantes (por razas, por tamaño, por edad, por sabores…).

En los últimos tiempos se va oyendo más hablar de la alimentación natural, las dietas caseras, o la dieta barf, pero esto lo dejaremos para otro post.

Toda esta amplia oferta y marketing hace que la elección de la mejor alimentación para nuestro amigo de 4 patas se convierta en un auténtico máster.

Pero ¿qué son los piensos realmente?

El perro es un carnívoro

El perro y el lobo común comparten el 99.8% de sus genes y, a día de hoy, los taxonomistas (los expertos en clasificar biológicamente a las especies animales) consideran al perro como una subespecie del lobo y no como una especie distinta.

Pero aunque entre el perro y el lobo existen tres grandes diferencias (distinta morfología, comportamiento y gasto energético), fisiológicamente no existen características diferenciales suficientemente relevantes entre perros y lobos como para considerarlos especies distintas y esa similitud fisiológica es fundamental a la hora de hablar de su alimentación

Tanto el perro como el lobo se consideran carnívoros “no estrictos”, es decir, su alimentación debe basarse en carne pero su sistema digestivo está preparado para asimilar ingredientes de origen no animal en pequeñas cantidades.

Como carnívoro, el perro tiene unos dientes diseñados para comer carne: colmillos grandes para sujetar las presas y desgarrar su carne, premolares y molares con bordes dentados para cortar la carne o triturar huesos, e incisivos pequeños que no están especializados en cortar materia vegetal como los de los herbívoros.

Su sistema digestivo es diferente al de los herbívoros o al de los omnivoros : un tracto digestivo más corto, ciego de tamaño reducido, un PH estomacal más ácido, menor densidad de flora bacteriana e inexistencia de amilasa salival.

Tanto su sistema digestivo como su anantomía está preparada para un carnívoro.

Cómo se producen los piensos

Existen dos maneras de producir pienso comercial:
  • Piensos extruídos: la mayoría de los piensos son de este tipo. La extrusión es el proceso de calentado pudiendo llegar a los 140º y de alta presión; significa que todos los ingredientes se desmenuzan y cocinan, después se desecan y se forman las diferentes bolas y formas. Tras este proceso los alimentos pierden mucho valor nutricional y para recompensarlo se añade una mezcla de vitaminas, minerales, grasas y otros suplementos para incrementar el sabor y la atracción de nuestros perros y gatos por la mezcla.
  • Piensos prensados en frío: donde los ingredientes se deshidratan y muelen para prensarlos a presión atmosférica. La temperatura a la que esto ocurre está entre 70º y 80ºC, de manera que se mantienen aún muchas vitaminas y minerales.

Ingredientes de los piensos y su etiquetado

El etiquetado de los piensos se basa en unos mínimos que las propias asociaciones de fabricantes proponen siendo muy diferene el etiquetado de piensos de baja calidad a piensos superpremium (por algo será).
La norma establece indicar los ingredientes de mayor porcentaje a menor, sin obligar a indecar el tipo de ingrediente ni el porcentaje total respecto al 100% de los ingredientes.
Un etiquetado de un pienso podría ser perfectamente este: Cereales, carnes y subproductos animales (25% carnes), subproductos de origen vegetal (2% pulpa de remolacha), aceites y grasas (1% grasa avícola, fuente de omega6), sustancias minerales, levaduras.
El ingrediente “subproductos animales” lo verás muy a menudo en determinados piensos. ¿Qué son realmente?
Durante el despiece, en los mataderos hay carnes y productos que, ya sea porque no interesan comercialmente, o porque no son aptos, no se pueden vender para consumo humano. Estos restos, llamados subproductos categoría III, se utilizan para producir alimentación para animales, no sólo para mascotas, sino también para animales de granja. Incluyen: carnes no aptas para consumo humano; pieles, pelo, sangre, pezuñas, cuernos, cerdas, cabezas y plumas de animales aptos para consumo humano; leche cruda de animales; cáscaras de huevos con fisuras y residuos de cocina no procedentes de transporte interncional.

La etiqueta no tiene por qué especificar cuál es la composición de los subproductos y lo mismo ocurre con los subproductos vegetales que son realmente restos de la producción industrial de nuestros alimentos, como las azucareras, la preparación, empaquetado o mezclas de gelatina desecada y otros productos alimenticios.

Es muy normal el uso de pulpa de remolacha, que es el residuo desecado de la remolacha azucarera, que es azúcar pero cuyo contenido es considerado como fibra.

Respecto a los componente analíticos dice su porcentaje, pero no especifica procedencia ni origen.

Algunos mitos sobre los piensos

Los piensos limpian los dientes

Tradicionalmente se le ha atribuido al pienso la propiedad de ayudar a limpiar los dientes por el hecho de ser “crujiente” pero sin embargo han aunmentado los problemas de gingivitis, sarro y mal aliento.

Perros y gatos llevan mucho tiempo domesticados y se han acostumbrada a comer carbohidratos

Como ya hemos visto antes los perros pueden digerir mejor los carbohidratos, aunque sin extraer de forma efectiva los nutrientes, frente a los gatos que no producen la amilasa necesaria para digerir los carbohidratos.

Las formulaciones de los piensos son impecables

En alimentación humana no tenemos ningún problema en aceptar que los alimentos refinados o procesados con inferiores a los naturales ya que los nutrientes son más fácilmente absorbidos en su estado natural. ¿Por qué iba a ser esto distinto esto para perros y gatos?

¿Qué pienso elijo para mi perro?

Desde El Galgo Alado® siempre os recomendaremos el uso de una dieta natural o dieta BARF. Por la calidad de los ingredientes que se usan, por ser más adaptable y “configurable” a la edad y a las patologías y sobre todo por ser la adecuada para un carnívoro.

Si quereis tener más información sobre la dieta natural podéis asistir a nuestro próximo seminario impartido por Mónica González Tobar (más información aquí).

Si aún no os atreveis a dar el paso os damos varias pistas para elegir un buen pienso:

  • Elegid piensos sin cereales (piensos GF o grain free).
  • Que aparezca en el etiquetado la procedencia y el porcentaje de todos los ingredientes.
  • Que no contenga ningún tipo de azúcar.
  • Piensos prensados en frío.

Podeís consultar la web Pet Food Talk de nutrición canina para tener más referencias sobre algunas marcas de piensos.

Más en:

Related Post

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.