Espacio de salud y alimentación

Soluciones naturales antiparasitarias

Soluciones naturales antiparasitarias

Soluciones naturales antiparasitarias

Ya ha llegado la época del calor y tenemos que reforzar la protección frente a las pulgas, garrapatas y mosquitos.

Cada vez más responsables de pequeñas mascotas buscan soluciones naturales antiparasitarias para evitar el uso de elementos químicos con contacto continuado con la piel de nuestras mascotas.

Prevención a través de la dieta.

  • Ajo.

    El ajo administrado como suplemento dietético hace que el perro sea menos atractivo para los parásitos exteriores. El olor se excreta a través de la piel y les repele. Sin embargo, el ajo contiene sulfóxidos y disulfuros, que pueden dañar los glóbulos rojos y causar anemia en los perros cuando se alimentan en grandes cantidades. Es recomendable dar un máximo de uno a tres dientes a la semana para un perro de 20 kg. No administras en perros menores de 6 meses. Si no queréis usar ajo o vuestros perros no están acostumbrados podéis dar las pastillas desparasitantes externas VermiStop. Son una solución natural ante los parásitos de fácil administración. Compra online.

  • Vinagre de manzana.

    El vinagre de manzana agrega acidez a la sangre de su perro, haciéndolo menos atractivo para las pulgas, garrapatas y mosquitos. Añade 2 cucharas soperas a la comida o al agua y úsalo como método preventivo.

  • Levadura de cerveza.

    La levadura de cerveza otorga un sabor desagradable a la piel de los perros para pulgas, garrapatas y mosquitos. Administrar 1 cuchara de café para un perro de 10 kg dos veces a la semana. No administrar en perras o gatas gestantes, lactantes o en cachorros. Más sobre la Levadura de Cerveza

 

Prevención externa.

  • Collar antipulgas DIY.

    Mezcla 2 cucharadas de aceite de almendras con aceite de geranio rosa o palo santo. Aplica unas gotas directamente en el collar. Repite semanalmente.

  • Repelente en spray.

    Corta un limón en cuartos y ponlo en una jarra grande. Cubre con agua hirviendo y deja reposar durante una noche. Mete la solución en una botella con spray y rocía al perro antes de salir, especialmente detrás de las orejas, alrededor de la cabeza, en la base de la cola y en las axilas.

  •  Pipetas caseras.

    Ingredientes necesarios para elaborar de forma casera unas pipetas para perros 100% naturales:

    • Aceite de Margosa (también conocido cómo aceite de Neem) 50ml.
    • Aceite de Citronela (Cintronella en algunos lugares) 50ml.
    • Aceite de Eucalipto 50ml.
    • Aceite de Menta 50ml.
    • Suero fisiológico (de venta en farmacias en mono-dosis, ideales para estas pipetas)

    Los botes suelen ser de 10ml 20ml 50ml o 100ml,  puedes comprar el tamaño más adecuado a tus necesidades. Sea cuál sea el tamaño el precio es muy barato comparado con el mismo gasto en pipetas compuestas de químicos y venenos.

    Todos estos ingredientes son 100% naturales y actúan cómo repelentes ante diferentes insectos y parásitos. La mezcla de ellos ofrece una protección muy alta.

     

    Una vez que tengamos todos los ingredientes en casa, sólo debemos comprar una jeringuilla pequeña en la farmacia. A ser posible de las que sólo miden hasta dos mililitros, así será mucho más sencillo coger las cantidades exactas de cada ingrediente.

    Todos los ingredientes deben estar a una temperatura de entre quince y veinticinco grados, si vemos que alguno de los aceites no está completamente liquido, lo colocaremos pegado a nuestro cuerpo para calentarlo un poco (eso lo diluirá).

    La receta para hacer 2 mililitros de pipeta 100% natural es la siguiente:

    • 5% de Aceite de margosa (5% de dos mililitros)
    • 10% de Aceite de Citronela (10% de dos mililitros)
    • 10% de Aceite de Menta (10% de dos mililitros)
    • 10% de Aceite de Eucalipto (10% de dos mililitros)
    • 65% de Suero fisiológico (65% de dos mililitros)

    Con la ayuda de la jeringuilla de dos milímetros cogeremos la cantidad exacta de cada ingrediente, de forma que todos se vayan mezclando dentro de la propia jeringuilla. La jeringuilla la usaremos siempre sin aguja, por lo que no es necesario comprar aguja (venden jeringuillas sin aguja).

    De forma que cogeremos dos partes de un mililitro de Citronela, dos partes de un mililitro de Menta, dos partes de un mililitro de Eucalipto y una parte de un mililitro de Margosa. El resto lo rellenaremos con suelo fisiológico y lo agitaremos para que se mezcle bien.

    Las jeringuillas de dos mililitros vienen divididas en mililitros y estos a su vez en diez partes (unidades / partes de mililitro). Es muy sencillo coger las cantidades exactas de forma directa, pero si se nos hace complejo podemos ir añadiéndolas a un vaso por ejemplo y mezclarlas todas allí. Si queremos hacer una concentración más suave, simplemente bajaremos un poco los porcentajes de cada ingrediente y aumentaremos el de suero fisiológico. Nunca se deben utilizar los aceites de forma directa con la piel del perro, deben ser siempre diluidos en suero fisiológico. Ya tenemos preparada la pipeta, ahora sólo queda aplicarla correctamente.

    Cómo y cuando usar las pipetas para perros caseras

    La aplicación recomendada de estas pipetas naturales es de una vez al mes. Aunque podemos ir variándola en función de nuestras necesidades. Debemos aplicarla preferiblemente uno o dos días después de bañar al perro, para que su piel pueda generar un poco de grasa natural antes de aplicarla.

    Podemos usar estas pipetas naturales en perros a partir de los tres meses de edad, siendo muy recomendable realizar primero una pequeña aplicación y observar la zona durante un día. Al contener sólo productos naturales no debería ocasionar ningún problema alérgico, pero algunos perros pueden ser alérgicos a alguno de estos ingredientes naturales y presentar irritación en la zona aplicada, si esto ocurre bañaremos a nuestro perro con un jabón suave para eliminar la aplicación.

    La dosis varia en función de la edad y del tamaño del perro, de forma que queda así:

    • Cachorros de más de tres meses y perros pequeños de menos de diez kilos: 1 mililitro al mes
    • Perros de diez a veinticinco kilos: 2 mililitros al mes
    • Perros de veintisietes a cuarenta kilos: 3 – 4 mililitros al mes

    Cuando se aplica sólo un mililitro, sólo se hace en la zona de cuello (cómo con las pipetas convencionales). Apartaremos su pelo con cuidado y con la ayuda de la jeringuilla (siempre sin aguja) la aplicaremos. No es necesario masajear, simplemente dejaremos que se extienda.

    Cuando se trata de dos mililitros o más, la aplicación se dividirá entre la zona del cuello y la cadera ( unos centímetros más atrás de donde comienza la colita). Es lo que se conoce cómo aplicación en forma de cruz, aplicando un poco sobre su cuello y omóplatos y el resto en la parte trasera.

Usa estos productos cambiados, dieta y un producto tópico proporcionando una protección de amplio espectro al tiempo que evita las complicaciones que puede traer la introducción de productos químicos en el sistema y los alrededores del perro.

La prevención de las pulgas, garrapatas y mosquitos no necesitan ser un tratamiento químico.

Fuentes: CookiesWil, ​Soy un perroDogsnaturally Magazine

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.